Hace una década dirigí la primera edición del festival Bona Nit Barcelona, el green festival de referencia en España, y la verdad es que algo hemos mejorado desde entonces… pero todavía queda mucho por hacer. Por eso he decidido compartir aquí algunas medidas sencillas que pueden ayudarte a lograr un evento sostenible, que deje huella en tus asistentes y no en el planeta.

¿Qué es un evento sostenible y qué no es?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el evento sostenible 100% o neutro no existe: la única forma de lograr un evento con cero impacto en el medio ambiente es no realizándolo. Es importante no dejarnos vender esos planteamientos naïf porque al final podemos acabar pensando que compensar el CO2 y reciclar los residuos generados es suficiente, y NO queremos caer en el greenwashing.

Dicho eso: con una buena planificación se pueden lograr eventos muy eficientes. ¿Es fácil? No. ¿Merece la pena? Desde luego. ¿Genera además un grado de felicidad extra tanto al organizador como a los asistentes? Oh sí. ¡Pues a funcionar!

Medidas a tener en cuenta a la hora de organizar un evento sostenible

Hay infinitas medidas que podemos implantar, pero podríamos clasificarlas en 3 grupos según el foco de su incidencia.

1. Medidas Preventivas

Obviamente son las que implican más planificación, pero también son las más efectivas y el esfuerzo merece la pena a la hora de crear un evento sostenible. Algunos ejemplos:

– Uso de vasos reutilizables. Cuando nosotros lo impusimos en nuestro festival en 2014, El País nos criticó porque era poco cómodo… pero quizá ya han evolucionado un poquito.

– Priorización del uso de lámparas LED en la iluminación

– Creación de materiales físicos que permitan la reutilización: pensamos la cantidad de señalética, acreditaciones, material escenográfico y demás que se genera para cualquier evento.

– Empleo de formatos digitales para todo: desde la web hasta el dossier -¿en serio hay que fabricar un programa de 30 páginas en pleno 2022?- pasando obviamente por el ticketing, que ya NO hace falta imprimir la entrada, señor!

– La comida servida tanto al público como a los artistas, organización, etc. mejor si es orgánica y de Km 0, ¡lo agradecerán! Y el público también. Los envases deberían cumplir con la certificación FSC.

– Utiliza vehículos eléctricos para todos los desplazamientos de la organización.

– Cuidado con el impacto acústico, y más si estás en un entorno natural que pueda perjudicar la fauna local. Las aves son muy sensibles al estrés sonoro.

BonaNit2

2. Medidas Sensibilizadoras

Lo que haces tú cuenta. Lo que hace tu equipo de 20 personas aún más. Pero cuando lo haces extensible a los 1.000 asistentes, es muchísimo más efectivo. ¡Pruébalo!

– Indica a tu público las buenas prácticas acerca de cómo reciclar adecuadamente los residuos en el propio recinto. Lo saben… pero a todos nos viene bien un recordatorio de vez en cuando.

– Contrata WCs de compostaje para tu evento (o baño seco ecológico), nosotros alucinamos la primera vez que los vimos como público. Ahora ya hay varias empresas en España que lo comercializan con buenos resultados y son perfectos para un evento sostenible.

– Programa actividades en horario diurno. Parece obvio pero no lo es: ahorrarás una cantidad de energía espectacular. Literal y metafóricamente hablando.

–  Cuenta tus medidas medioambientales a través de tu web, a través de tus redes… al público le gusta formar parte de eventos con valores.

– Ficha voluntarios motivados que te ayuden a sensibilizar al público y recoger los residuos o mejor… ¡premia al propio público para que los recojan ellos mismos! como hacen en el Øya.

– Cárgate la maldita alfómbra roja de una vez. Y cuenta por qué. A tu público le encantará. De paso, también toda la moqueta.

– Contrata una empresa especializada que te asesore: desde Biosphere hasta A Greener Festival ofrecen un reconocimiento que podrás comunicar a tus asistentes, pero lo cierto es que premios aparte puedes contratar empresas en España como Eco-Event o Greenize que hacen un excelente trabajo. Hemos trabajado con las 4 así que podemos dar fe de ello.

3. Medidas Compensatorias

Como decíamos al principio, el impacto siempre estará ahí, es decir, nunca se llegará a organizar un evento sostenible con cero impacto, pero cuando ya hayas hecho todo lo que está en tu mano, aún podrás hacer algo más: compensar aquello que no lo estaba. Tres ejemplos:

– Aproximadamente el 80% de las emisiones de CO2 de un festival de música provienen del transporte, por lo que muchos se han estrujado el cerebro para compartir cabezas de cartel entre festivales cercanos, ofrecer autobuses eléctricos subvencionados al público o incluso fomentar el carsharing. Cualquier cosa vale, menos quedarse parado.

– Muchos eventos también calculan y compensan el resto de la huella de CO2 (consumo eléctrico, papel, señalética, etc) invirtiendo en proyectos de desarrollo de energías renovables, reforestación o tratamiento de residuos en países en desarrollo.

– Valorización de los residuos generados para su posterior compensación.

Compensacion

Si has llegado hasta aquí, está claro que te interesa cómo organizar un evento sostenible de verdad. Así que si quieres saber más o te puedo ayudar en algo, no dudes en escribirme a hola@peculiar.es y estaré encantado de echarte un cable.

¿Qué te ha parecido el articulo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

¡Se el primero en votar!