Como la mayoría de clientes nos preguntan: ¿qué canción nos recomiendas?, hemos decidido hacer un TOP10 de las mejores canciones para karaoke que siempre funcionan. Cante quien cante. Sea donde sea. Llueve o truene. Si quieres montar un karaoke y no sabes por dónde empezar… hazlo por aquí.

Karaoke_Peculiar

1. Dos hombres y un destino, David Bustamante y Àlex Casademunt

Los triunfitos tocaron el cielo con esta oda al machirulismo en la que 2 galanes se disputan el amor de una dama con entonaciones tan agudas que causarán gallos y berridos asegurados en su versión karaoke.

2. A quién le importa, Alaska y Dinarama

Seamos realistas: a partir del segundo cubata, el estribillo ‘A quién le importa lo qué yo haga, a quién le importa lo que yo diga, yo soy así y así seguiré, nunca cambiaré’ se convierte en una filosofía de vida, en un mantra, en una cosmovisión que deseas proclamar a los cuatro vientos con o sin micro.

3. ‘My way’, Frank Sinatra.

Apta sólo para unos pocos, este clásico inmortal de ‘la voz’ estrenado en 1969 es capaz de unir a varias generaciones abrazadas entre el público y balbuceando a voz en grito de principio a fin… aunque no se sepan más letra que ‘my way’, es sin duda una de las favoritas entre las mejores canciones para karaoke.

Karaoke_Peculiar2

4. ‘La Flaca’, Jarabe de Palo

La mayoría de la gente no se sabe la letra de las canciones… con una excepción: esta canción de Pau Donés, que por algún extraño motivo todo el público recuerda y coreará de principio a fin.

5. ‘Bailar pegados’, Sergio Dalma

Vale, esta canción no es apta para generaciones posteriores a los millennials… pero si estás montando un karaoke en lugar de una partida de League of Legends, probablemente seas de los nuestros. Cuidado con las gargantas, si se canta bien… rasca.

6. ‘Soldadito marinero’, Fito & Fitipaldis

Es curioso que este tema, con aires melancólicos de amores perdidos, consiga encender tanto los ánimos cuando suena pero así es… si no acaba todo el público coreando a grito pelado ese final ‘después de un invierno malo…’ escribidnos a hola@peculiar.es y os devolveremos el dinero.

Karaoke_Peculiar3

7. ‘All I want for Christmas is you’, Mariah Carey

Si se trata de una fiesta navideña y te olvidas esta canción, estás despedido. Y es que no puede faltar entre las mejores canciones para karaoke. Cada año, Mrs. Carey se embolsa más de 500.000 libras (ya supera los 60 millones, desde su estreno en 1994) en royalties por este clásico que compuso en 15 minutos con un teclado Casio y nos recuerda al hogar, a la familia… y un poco a Love Actually.

8. ‘Carolina’, Mclan

Cuando se cumplen 2 décadas de su lanzamiento, este hit -cuya letra probablemente no estaría bien vista si se escribiera a día de hoy- sigue haciendo levantar cualquier karaoke a lo más alto desde las primeras 4 notas. Si-Sol-Si-Do y tienes al público en pie, ¡pruébalo!

Karaoke_Peculiar4

9. ‘YMCA’, Village People

Esta canción, que coquetea con la idea de la feliz reunión de hombres en la Young Men’s Christian Association, es todo un himno a la vida, a la libertad y a formar letras con los brazos de las formas más insospechadas: de ahí vienen al día siguiente las agujetas.

10. ‘Vivir así es morir de amor’ Camilo Sesto

Ah, el amor. ¿Por qué será que todos nos sentimos identificados con el estribillo de esta canción? El cantante alcoyano la publicó en 1978 y desde entonces no ha dejado de sonar en los karaokes, provocando todo tipo de aspavientos (des)amorosos y muchos -pero que muchos- gallos. Y aún así, la seguiremos cantando 50 años más.

mejores-canciones-karaoke

¿Por qué funciona el karaoke?

En Peculiar llevamos más de 15 años organizando karaokes para todo tipo de empresas, desde Volkswagen hasta Budweiser, pasando por Ogilvy, Media Markt o Spotify. Y es que su formato (ya sea con banda en directo, que es una verdadera locura, o el tradicional) es una opción infalible para todos los públicos por muchos motivos:

  • En primer lugar porque no se trata de escuchar, sino de participar.
  • En segundo lugar porque los que cantan no son unos desconocidos, sino los compañeros de oficina lo cual da muchísimo juego en el momento… pero más aún al día siguiente en los pasillos.
  • Y en tercero, pero no menos importante, porque el repertorio es infinito y 100% adaptable, algo que no sucede cuando contratas una banda aunque sea de versiones. La receta es extremadamente simple: 4 micros, una buena pantalla, un software fiable, un técnico solvente, una buena organización del público… ¡y a triunfar!

Como ya conoces las mejores canciones para karaoke ¡disfrútalas! Si quieres montar un karaoke corporativo y necesitas un cable para elegir la mejor opción, para coordinar la técnica, para lo que sea… just whistle! No vayas a dar tú el cante.