fbpx

Los mejores cantantes españoles de los 2000

Índice de contenidos

Desde David Bisbal hasta Vetusta Morla, pasando por Melendi y M-Clan, los 00s fueron una década en la que pasaron muchas cosas en la escena musical española. En este artículo recopilamos los greatest hits.

Los años 2000 marcaron una nueva era para la música española, con la llegada de nuevos géneros musicales, productos televisivos inéditos, campañas publicitarias que encumbraron talentos por descubrir y mucho más. Fue una década llena de diversidad musical y de voces diversas que dejaron una huella imborrable en la industria.

Los mejores cantantes españoles de los años 2000

En este artículo nos hemos propuesto recordar algunos nombres más destacados, recordando su legado y destacando su influencia en la música tanto nacional como internacional de cada uno de ellos:

David Bisbal

Lo primero: ¿cómo están los máquinas? Ahora sí: David Bisbal saltó a la fama tras su participación en el programa de televisión «Operación Triunfo» en 2001. Desde entonces, ha consolidado una exitosa carrera en la música pop que a día de hoy tiene casi 8 millones de oyentes mensuales en Spotify, que se dicen pronto. Su primer álbum, Corazón Latino (2002), fue un gran éxito de ventas y le permitió obtener reconocimiento a nivel nacional e internacional gracias a canciones como Ave María, Dígale o Lloraré las penas. Sí, amiguis, ir a una discoteca en los años 2000 implicaba 1. bailar algún tema de David Bisbal SÍ o SÍ y 2. hacer la vueltecita o esquivar la vueltecita del que lo hacía a tu lado. Quizá con patada incluida. A lo largo de la década de los 2000, David Bisbal lanzó varios álbumes exitosos que consolidaron su carrera. Bulería (2004), Premonición (2006) y Sin mirar atrás (2009) se convirtieron en auténticos fenómenos de ventas, alcanzando el número uno en las listas de éxitos en varios países y a día de hoy seguimos siendo muy fans de él.

Alejandro Sanz

Después del espectacular éxito de su disco Mas, publicado en septiembre de 1997 y que le abrió las puertas del éxito internacional con más de 6 millones de álbumes vendidos, Alejandro Sanz consolidó su buen momento de forma con «El Alma al Aire» (2000) donde convenció a público y crítica con canciones como Cuando nadie me ve, Quisiera ser o su primera colaboración internacional: Una noche feat. The Corrs. Le seguirían álbumes como «No Es lo Mismo» (2003) y «El Tren de los Momentos» (2006), donde el madrileño siguió explorando en su peculiar mezcla de estilos de todo tipo con el flamenco como hilo conductor y que nos ha regalado tantas canciones maravillosas, tantos conciertos memorables y tantas memorias a la que ha puesto banda sonora.

Bebe

María Nieves Rebolledo Vila, conocida artísticamente como Bebe, emergió en la escena musical española a principios de la década de 2000 con su maravilloso álbum debut Pafuera Telarañas (2004). Su voz potente y desgarradora, combinada con letras directas y sinceras, capturaron la atención de los oyentes y la convirtieron en una figura influyente en la música española. Canciones como Malo y Ella se convirtieron en himnos generacionales y le valieron reconocimientos incluso internacionales como el Grammy Latino al Mejor Álbum de Música Alternativa. Sin embargo la gestión regulera de su carrera artística, junto al menor éxito de sus discos siguientes, hicieron que nunca volviera a vivir un esplendor igual. Por suerte, ese disco quedará para siempre… y qué bonito es.

Chenoa

Al igual que David Bisbal, Chenoa también se hizo conocida por su participación en el programa de televisión Operación Triunfo en 2001. Su debut homónimo en 2002 fue un éxito instantáneo en España y en otros países de habla hispana gracias a canciones como Cuando Tú Vas o Atrévete. A lo largo de la década de los 2000, Chenoa lanzó más álbumes como Mis canciones favoritas (2003), Nada es igual (2005) y Desafiando la gravedad (2009) con una buena acogida pero sin duda nada comparado con el primero, cuando salió de la academia con todo el power. Incluso los chenoistas están de acuerdo en eso.

Melendi

Ramón Melendi Espina, conocido artísticamente como Melendi, se convirtió en uno de los cantantes más populares en España durante la década de 2000 con un estilo musical muy personal mezcla de pop, rock y flamenco, y letras cotidianas que combinan ironía y humor a partes iguales. Su álbum debut, Sin Noticias de Holanda (2003), sirvió para hacerse un hueco, pero su éxito no fue flor de un día y su fama fue creciendo poco a poco a medida que publicaba los siguientes trabajos «Que el cielo espere sentao» (2005), «Mientras no cueste trabajo» (2006) y «Curiosa la cara de tu padre» (2008). Y así, pasito a pasito, el asturiano fue forjando uno de los repertorios más entrañables y coreados tanto en nuestro país como en toda hispanoamérica con hits vitalistas como Caminando por la vida, Quisiera yo saber, Con la luna llena o Un violinista en tu tejado.

La Oreja de Van Gogh

La Oreja de Van Gogh es una banda de pop-rock originaria de San Sebastián, formada en 1996 que lanzó su primer álbum «Dile al sol» cuatro años más tarde. Aunque no fue «El viaje de Copperpot» (2003) cuando conocieron su gran éxito comercial gracias a singles como La playa, Soledad o Cuídate que lo convirtieron en uno de los discos más vendidos de la historia de la música española. Sus siguientes trabajos Guapa (2006) y A las cinco en el Astoria (2008, ya con Amaia Montero fuera del grupo) los consolidaron como una de las bandas pop más queridas en nuestro país y más cantadas en karaokes, fiestas y coches. Seguro que tú también lo has hecho.

Vetusta Morla

Formada en 1998, sus inicios no fueron fáciles: nadie quería ser su manager y ningún sello apostó por ellos así que tuvieron que tirar del carro ellos mismos durante una década hasta la publicación de Un Día en el Mundo en 2008, el disco debut que sacudió las entrañas del indie patrio con verdaderos himnos generacionales como Autocrítica, Sálvese quien pueda o Copenhague. Bautizados por la prensa como los Radiohead españoles, la banda de Tres Cantos logró aupar el nivel musical del indie español a su máximo esplendor y llenando recintos que nadie de su género había osado pisar hasta entonces.

El Canto del Loco

Dani Martín (voz), David Otero (guitarra), Chema Ruiz (bajo) y David Líbero (batería) iniciaron su andadura en 1994 y seis años más tarde su álbum debut homónimo les metió de lleno en la primera división nacional. Temas como Pequeñita, Una Foto en Blanco y Negro y Volverá se convirtieron en auténticos himnos, y su estilo fresco y desenfadado capturó la atención de jóvenes de todas partes. Con cada nuevo lanzamiento, El Canto del Loco consolidaba su estatus de fenómeno musical. Álbumes como A Contracorriente (2002), Zapatillas (2005) y Personas (2008) obtuvieron enormes ventas y les permitieron mantenerse en la cima de las listas de popularidad. Canciones como La Madre de José, Besos, Peter Pan y Eres Tonto se convirtieron en grandes éxitos radiofónicos y eran coreadas por miles de fans en sus conciertos. Sin embargo, en el año 2010, la banda anunció un paréntesis indefinido en su carrera musical del que nunca más volvieron ni parece que lo harán si hacemos caso al título del último disco de Dani Martín No, no vuelve.

Fito & Fitipaldis

Después de separarse del grupo Platero y tú, el álbum debut en solitario de Fito Cabrales A puerta cerrada (1998), tuvo una buena acogida pero fue en la década siguiente cuando llegó al gran público. Su segundo álbum, «Los sueños locos» (2001), los catapultó a la fama con canciones como Me equivocaría otra vez o Rojitas las orejas, verdaderos himnos que dieron a conocer a la banda en toda España. A lo largo de los años siguientes, Fito & Fitipaldis continuaron cosechando éxitos con cada uno de sus álbumes: Lo más lejos a tu lado (2003), Por la boca vive el pez (2006) y Antes de que cuente diez (2009) se convirtieron en verdaderos fenómenos discográficos. Temas como Soldadito marinero, La casa por el tejado, Por la boca vive el pez y Me acordé de ti se posicionaron en los primeros lugares de las listas de éxitos y resonaron en todos los rincones del país. Y esperemos que sigan haciéndolo durante muchas décadas más.

Pereza

Leiva y Rubén Pozo, la liaron parda en los 00s. El dúo se convirtió en uno de los grandes referentes del rock español gracias a su estilo fresco y desenfadado que aunaba toda la actitud rockera con unas letras repletas de sensibilidad y un directo que te volaba la cabeza. Y lo decimos por experiencia, que trabajamos en muchos de ellos. Ya desde su álbum debut «Pereza» (2001), lograron captar la atención del público con canciones como Pienso en aquella tarde y Como lo tienes tú pero fueron sus siguientes discos los que consolidaron su reinado: Algo para cantar (2005), Los amigos de los animales (2006) y Aviones (2009). Aunque Pereza se separó en el año 2011 para seguir caminos musicales individuales, canciones como Princesas, Estrella polar, Violento amor y Lady Madrid quedarán para siempre en nuestros corazones. 

Nena Daconte

La banda de Mai Meneses y Kim Fanlo (uno de los productores más prolíficos y reconocidos de nuestro país, por su trabajo con artistas como Pablo López o Alfred García) duró poco, pero fue intenso. Su álbum debut, «He perdido los zapatos» (2006) sorprendió a la industria con su single Idiota, que se convirtió en un gran éxito y les permitió darse a conocer en la escena musical española. Dos años más tarde acrecentaron aún más su popularidad con el lanzamiento del álbum Retales de carnaval que contenía hits como Tenía tanto que darte y En qué estrella estará que supuso su confirmación definitiva entre público y crítica. Sin embargo su ruptura amorosa en 2010 llevó a Mai a disolver la banda y emprender suerte en solitario, una decisión que por desgracia acabó con su éxito comercial.

M-Clan

La banda de Carlos Tarque, formada en Murcia en 1993, llevaba casi una década incendiando escenarios con sus apabullantes descargas de rock, cuando de repente el éxito les sorprendió con un disco muy distinto a todo lo que habían hecho hasta entonces. Sin Enchufe, publicado en el año 2001, reunió versiones unplugged de sus canciones más populares, junto a versiones de sus ídolos musicales como Maggie despierta (Maggie Mae de Rod Stewart), Todo negro (Paint it black de The Rolling Stones) o Llamando a la tierra (Serenade de Steve Miller Band). Pero sin duda el tema que brilló con luz propia y conectó con toda una generación fue Carolina, un tema nuevo que les coló directamente en lo más alto del panorama nacional. Di la verdad: es la primera que has pensado al leer el nombre de la banda ¿sí o no? Además de Sin enchufe, M-Clan lanzó otros discos notables en la década de 2000, como Defectos Personales (2002), Sopa fría (2004) y Memorias de un espantapájaros (2008) que mantuvieron el sonido distintivo de la banda y demostraron su habilidad para evolucionar sin perder su esencia rockera.

Estopa

De Cornellà al cielo en tan solo un disco. Durante la década de 2000, la banda de los hermanos David y José Manuel Muñoz se convirtieron en uno de los fenómenos musicales más importantes de nuestro país. Su álbum debut homónimo (1999) que contenía éxitos como como La Raja de Tu Falda, Me falta el aliento, Tu Calorro, Como Camarón o Cacho a Cacho, logró vender más de dos millones de de discos y conectó con la voz de una generación trabajadora que vio como pasaban de trabajar en la fábrica de SEAT a llenar grandes estadios y ser coreados por millones de fans. Sus siguientes álbums Destrangis (2001) y ¿La calle es tuya? (2004) confirmaron que lo suyo no era flor de un día, añadiendo hits como Fuente de energía, Vino Tinto o Pastillas de Freno a su poderoso repertorio. Los hermanos Muñoz encontraron la mezcla perfecta de muchas cosas que sí, quizá ya se habían hecho antes pero no, nunca tan bien. Estopa destaca por su estilo musical único, que fusiona rock, flamenco y rumba con un descaro, una brillantez y una ejecución en directo realmente sorprendentes.

Jarabe de Palo

El álbum debut de la banda, La Flaca (1996), sentó las bases de su sonido característico, mezclando rock, pop y ritmos latinos. Sin embargo, fue en la década de 2000 cuando Jarabe de Palo alcanzó una mayor visibilidad y reconocimiento (el famoso anuncio de Ducados se lanzó en verano de 1997). Su segundo álbum, Depende (1998), logró un gran éxito con temas como Agua y la misma Depende, consolidando a la banda como una de las más destacadas de la escena musical en España. Durante la década de 2000, Jarabe de Palo continuó lanzando álbumes exitosos que capturaron la atención del público. Bonito (2003) fue uno de sus trabajos más destacados, con canciones como El Lado Oscuro y el icónico Bonito, que se convirtió en un himno de positividad y alegría. El álbum mostró la habilidad de Pau Donés para combinar letras honestas y directas con melodías pegadizas, creando un estilo único y reconocible. En 2007, Jarabe de Palo lanzó Orquesta Reciclando, un álbum en el que reinventaron algunos de sus éxitos anteriores junto a destacados artistas latinoamericanos. Con colaboraciones con artistas como Julieta Venegas y Vicentico, la banda demostró su capacidad para trascender fronteras y fusionar diferentes estilos musicales con su sonido característico.

Amaral 

El dúo formado por Eva Amaral y Juan Aguirre lanzó su primer disco, homónimo, en 1998 sin lograr hacer un revuelo excesivo. Dos años más tarde volviero a la carga con Una pequeña parte del mundo (2000) pero fue su álbum «Estrella de Mar» (2002) el que les abrió las puertas de la fama y les valió varios premios, incluyendo el Premio Ondas al Mejor Grupo Español, un MTV European Music Award al Mejor Artista Español y 5 Premios de la Música gracias a canciones como  Sin ti no soy nada o Moriría por vos. En 2005 consolidaron este éxito con el disco «Pájaros en la cabeza», que contenía singles que aún suenan en la radio (y en los karaokes) a diario como Días de Verano y El Universo Sobre Mí, convirtiéndoles en una de las bandas más queridas y reconocidas de nuestro país, sinónimo de melodías pegadizas y letras conmovedoras que todos hemos cantado alguna vez a pleno pulmón.

Macaco

Dani «macaco» inició su carrera como músico callejero tocando por Las Ramblas y el centro de Barcelona. Hasta que en 2005 su álbum homónimo sorprendió al mundi con su personal fusión de estilos musicales como el reggae, funk, rumba y pop así como letras positivas y comprometidas cuya combinación deriva en un sonido único y contagioso. Su canción más conocida y exitosa, Mama Tierra, se convirtió en un himno instantáneo y resonó con el público por su mensaje de respeto y amor hacia el planeta, al igual que otros singles como Con la Mano Levantá o Moving. Su gran conciencia social y medioambiental (se autodenomina un ARTivisT) le conectaron con un gran público que se ha mantenido fiel con el paso de los años.

Chambao

Endorfinas en la Mente sorprendió a la industria de la música tras su lanzamiento en 2003 por su peculiar combinación de elementos tradicionales del flamenco con sonidos electrónicos y downtempo, creando un estilo fresco y vanguardista que cautivó a audiencias transversales y realmente amplias. El single principal del álbum, «Ahí Estás Tú», se convirtió en un éxito masivo y cautivó a miles de oyentes con su seductora melodía y la preciosa voz de La Mari. Sus siguientes discos Pokito a Poko (2001) y Con Otro Aire (2007) sirvieron para consolidar una legión de fans y seguir explorando nuevos horizontes musicales, que nos dejaron joyas como la misma Pokito a Poko, Playas de Barbate o As de corazones. 

Enrique Iglesias

Su primer disco, publicado el 21 de noviembre de 1995, parecía una broma pero en la década siguiente la cosa se puso seria, con sus canciones románticas copando lo más alto de las listas de éxitos en muchos países. Rhythm Divine, Be with You y Do You Know? (The Ping Pong Song) se convirtieron en himnos radiofónicos y sentaron las bases de una larga y exitosa carrera. Su colaboración con numerosos artistas internacionales lo ayudó asimismo a ampliar aún más su alcance y popularidad. Temas como Bailando con Gente de Zona y Descemer Bueno, El Perdón con Nicky Jam y I Like It con Pitbull se convirtieron en éxitos masivos que dominaron y dominan las listas de éxitos a nivel mundial.

Julieta Venegas

Sí, sabemos que es mexicana pero lo cierto es que tuvo un impacto enorme en nuestro país así que la hemos metido como bonus track. El lanzamiento de su disco «Limón y Sal» en 2006 marcó un punto de inflexión en su carrera y la catapultó a la fama a nivel internacional, logrando vender más de 8 millones de copias (y subiendo) así como el reconocimiento unánime de la crítica que le valió para ganar numerosos premios incluyendo Grammys y Latin Grammys. Con su estilo pop-rock fresco y contagioso, logró conquistar las listas de éxitos en varios países y se mantuvo en los primeros lugares durante semanas con singles como Limón y Sal o Me Voy, una canción que se convirtió en un himno de independencia y empoderamiento para muchos, y se convirtió en uno de los mayores éxitos de Venegas en su carrera.

¿Quieres contratar a alguno de ellos para tu evento? Somos especialistas en contratar cantantes, escríbenos y te contestaremos en menos de 24 horas.

Últimos post:
Cuéntanos tu idea
Lo que se te pase por la cabeza, cuéntanos de qué va y nos ponemos en marcha.